Dacia prepara un vehículo para correr sobre hielo; el Lodgy 4×4 con 355 CV de potencia

Dacia prepara un vehículo para correr sobre hielo; el Lodgy 4×4 con 355 CV de potencia

Basado en el nuevo modelo familiar que se presentará en el próximo Salón del Automóvil de Ginebra, Dacia ha desvelado su nueva apuesta deportiva, el Lodgy, un vehículo con tracción y dirección a las cuatro ruedas especialmente diseñado para correr en el Trofeo Andros, una prueba automovilística que se desarrolla en Andorra y que tiene la particularidad de que se disputa íntegramente sobre hielo.

El Dacia Lodgy «Hielo» ha sido concebido específicamente para esta carrera atípica, con fama de ser una de las más difíciles del deporte automovilístico. El reglamento técnico del Trofeo Andros es muy estricto e impone limitaciones para todos los elementos del vehículo (dimensiones del chasis, caja de velocidades, neumáticos), incluidos los materiales. Todo está ideado para limitar las soluciones tecnológicas complejas y costosas. En esta carrera prevalece la búsqueda de soluciones sencillas e ingeniosas, lo que está en perfecta sintonía con la filosofía de la marca Dacia. Además, en esta carrera se valora tanto la fiabilidad de los vehículos como la eficacia de los pilotos.

Preparado a medida por los equipos de Tork Engineering (concepción, fabricación, montaje) y de Sodemo (motor), Lodgy «Hielo» se beneficia de todo el saber hacer de Renault Sport Technologies (RST). RST aporta, a lo largo de todo el proyecto, su experiencia técnica y deportiva en competición de automóviles. Es quien orquesta y garantiza la perfecta coordinación entre los socios técnicos, los distintos sectores profesionales (diseño, ingeniería), la marca Dacia y los pilotos.

El Lodgy no sólo cuenta con soluciones técnicas ampliamente probadas en Dacia Duster «Hielo», su predecesor, sino también con puestas a punto específicas para este nuevo vehículo. Técnicamente, en el Trofeo Andros todo se juega en los pequeños detalles que pueden cobrar una gran importancia. La experiencia adquirida en las temporadas anteriores ha permitido realizar un trabajo de análisis cuyas conclusiones han llevado a mejorar:

– Las suspensiones: en el CERAM (Centro de pruebas para automóviles situado en Mortefontaine, Francia), se han recreado en un banco de 4 gatos las condiciones de pista del año anterior para dar con los nuevos ajustes, sobre la base de nuevas leyes de giro.

– El rendimiento del motor: en la pasada temporada, el trabajo en el motor consistió en dar rendimiento a bajo régimen. Este año también se ha aumentado la potencia máxima del motor.

Related posts