Inicio / Málaga / Probamos el neumático DriveGuard de Bridgestone

Probamos el neumático DriveGuard de Bridgestone

Coincidiendo con la acción comercial que ha tenido lugar recientemente en el malagueño centro comercial Plaza Mayor desarrollada por Bridgestone para dar a conocer el nuevo neumático DriveGuard, de la mano de la empresa malagueña especializada en neumáticos y mantenimiento de vehículos La Boutique del Neumático, en Revista Málaga Motor hemos tenido la oportunidad de realizar un completo reportaje sobre el funcionamiento de este avanzado neumático que nos permite seguir circulando con toda normalidad a pesar de haber sufrido el siempre tan temido pinchazo, ahorrándonos la poco grata, y a la vez peligrosa tarea, de tener que parar en medio de la ciudad, o en el arcén de una carretera, para poder sustituir la rueda pinchada.

Para ello, y con la colaboración del delegado de ventas para Málaga de Bridgestone, hemos dispuesto de una unidad de pruebas, concretamente un Renault Megane, equipado con un juego de neumáticos DriveGuard, siendo uno de ellos agujereado con un clavo de grandes dimensiones, perdiendo como era de esperar el aire con bastante rapidez, además, y para asegurarnos que perdía la presión por completo, le hemos abierto la válvula, con lo que ha quedado prácticamente a cero.

Pinchamos un neumático Bridgestone DriveGuard
Momento en el que pinchamos un neumático Bridgestone DriveGuard con un clavo de grandes dimensiones.

El agujero se le ha practicado en el flanco, no en la banda de rodadura, una de las zonas más “delicadas” del neumático, puesto que es donde apoya en las curvas, con el fin de “complicar” un poco más la prueba.

Pinchamos un neumático Bridgestone DriveGuard
El agujero fue realizado en el flanco del neumático.

Hay que decir, que aunque en un principio el neumático agujereado estaba en el eje trasero, decidimos cambiarlo al tren delantero, puesto que es donde va la dirección del vehículo, y donde más se nota un pinchazo.

El sistema TMPS, cuyo sensor se encuentra en la válvula, y que los fabricantes de turismos desde 2014 deben incluirlo de manera obligatoria y que avisa de la pérdida de aire de un neumático, nos enciende un indicador luminoso en el cuadro indicando que una rueda se encuentra pinchada. Sin duda, éste es el momento de iniciar nuestro recorrido.

Sistema TMPS neumático DriveGuard
El Sistema TMPS del Renault Megane nos avisa rápidamente de que un neumático se encuentra pinchado y debemos parar.

En un principio, y a pesar del pinchazo, no notamos nada raro en la maniobra de salida de La Boutique del Neumático maniobrando la dirección a coche parado.

Ya en orden de marcha, y por ciudad, notamos una pequeña deriva hacia el lado donde se encuentra la rueda dañada, así como algo del típico ruido que produce un neumático pinchado.

La verdad es que estos dos factores resultan tan leves que en condiciones normales prácticamente pasarían desapercibidos, de ahí la importancia de montar estos neumáticos con el sistema TMPS, ya que en caso contrario, podríamos no darnos cuenta y circular indefinidamente con el neumático pinchado, con el consiguiente daño que éste sufriría.

Neumático DriveGuard pinchado
En la fotografía observamos cómo a pesar de estar el neumático trasero pinchado y ya sin aire, no ha bajado con respecto al delantero. De esta manera no llega a apoyar la llanta en el suelo en ningún momento y podremos seguir circulando.

En teoría con un neumático DriveGuard pinchado podremos circular a 80 kilómetros por hora, durante un máximo de 80 kilómetros, sin que éste sufra daño. Tiempo más que suficiente para poder llegar a un centro de reparación.

A pesar de todo, durante la prueba pusimos el vehículo sin problema a cerca de 100 kilómetros por hora, que era la velocidad máxima para la vía, siendo en todo momento gobernable, sin derivas o movimientos que nos hicieran realizar maniobras bruscas, todo lo contrario, la conducción fue muy parecida a la que podríamos haber tenido con algo de viento lateral, corrigiendo la trayectoria con suaves movimientos de volante.

A la vuelta de la prueba, y después de recorrer un buen número de kilómetros, el neumático pinchado se encontraba prácticamente a la misma altura de los demás, a pesar de haber perdido todo el aire, sin que la llanta en ningún momento se hubiese acercado peligrosamente al suelo.

Ahora sólo queda reparar el pinchazo con toda normalidad, y podremos seguir con nuestro viaje.

Más información sobre el neumático Bridgestone DriveGuard en La Boutique del Neumático.

Mira también

La Boutique del Neumático también se une a la Ruta Solidaria 4×4 Málaga

La empresa malagueña especializada en neumáticos así como en mantenimiento de vehículos, La Boutique del ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies