Inicio / Pruebas / Skoda Yeti, prestaciones y economía en un SUV

Skoda Yeti, prestaciones y economía en un SUV

Actualmente, y en espera de la llegada del Kodiaq a principios de 2017, el Skoda Yeti es junto al Octavia Scout la opción todocamino de la marca del grupo Volkswagen. 

Se trata de un vehículo que se encuentra en el mercado desde 2009 fabricado junto al Superb en la factoría de Kvasiny, en la República Checa,  y que se caracteriza por disponer de mecánicas fiables y de bajo consumo, encuadrado en el segmento SUV, o todocamino,  que igual nos permite realizar cómodos desplazamientos por carretera, enfrentarnos al tráfico de la ciudad gracias a su posición de conducción elevada y sus acertadas dimensiones, o realizar salidas al campo por pistas y carriles, en especial en su versión con tracción a las cuatro ruedas. 

Exteriormente el Skoda Yeti se caracteriza por sus líneas redondeadas y suaves, con un aspecto “compacto” que no admite concesiones, o te gusta, o no te gusta, pero eso sí, no pasa desapercibido.

En lo relativo a dimensiones tiene 4,2 metros de largo, por un ancho de 1,8 metros, por lo que no resulta excesivamente grande, pero sí lo suficiente como para garantizar la habitabilidad y confort en el interior, incluso para familias con niños.

El maletero del Yeti ofrece una capacidad de 416 litros con los asientos en posición vertical, llegando hasta los 1.760 litros con estos abatidos, algo muy de agradecer en un vehículo enfocado en muchos casos al segmento del ocio y tiempo libre.

skoda-yeti-dismoauto-04
El Skoda Yeti, gracias a su configuración, nos permite disfrutar del ocio y el tiempo libre.

La gama de motores de Yeti incluye cinco unidades de cuatro cilindros con una gama de potencia que va de los 105 CV a los 170 CV e incluye dos propulsores de gasolina y tres diésel.

El motor de aceso a la gama es el 1.2 TSI de gasolina con 105 CV asociado al cambio manual de 6 marchas o al DSG de 7 velocidades.

El segundo motor de gasolina del Yeti es el 1.8 TSI de cuatro cilindros y 160 CV que se caracteriza por su bajo consumo, ya que combinado con la tracción 4×4 se conforma con 8 litros a los 100 km.

La gama 2.0 TDI está disponible en tres niveles de potencia y todos cuentan con el sistema de inyección common rail y filtro de partículas de serie. La versión de entrada es la de 110 CV seguida de la de 140 CV. El consumo combinado de la versión de 140 CV, que cuenta con la tracción 4×4 de serie, es de 6,1 litros a los 100.

El motor diésel más potente es el de 170 CV que cuenta con 350 Nm de par motor máximo y un consumo combinado de 6,1 litros.

Todas las versiones de tracción a las cuatro ruedas cuentan con un cambio manual de seis marchas mientras que la 2.0 TDI CR de 110 CV se complementa con uno de cinco.

skoda-yeti-dismoauto-03
El Skoda Yeti está disponible con motorizaciones diésel y gasolina, con potencias que van desde los 110 CV hasta los 170 CV.

En lo referente al sistema de tracción a las cuatro ruedas, éste está basado en la misma tecnología introducida en el Octavia 4×4 y Superb 4×4 a principios de año, un embrague multidisco Haldex de accionamiento electrohidráulico ubicado en la misma cavidad que el eje trasero como enlace final entre él mismo y el diferencial.

En conducción normal, el 96 % de la potencia del motor se transmite a las ruedas delanteras, in embargo, si la unidad de control electrónica y sus sensores detectan diferencia de velocidad entre ambos ejes, el embrague Haldex puede transmitir el 90% de la potencia al eje trasero. Gracias a la ubicación del diferencial en el eje trasero, el dinamismo se distribuye también entre ambos lados.

En condiciones normales el Skoda Yeti 4x4 se comporta como un tracción delantera, en caso de pérdida adherencia el embrague de tipo Haldex reparte la potencia con el tren trasero.
En condiciones normales el Skoda Yeti 4×4 se comporta como un tracción delantera, en caso de pérdida adherencia el embrague de tipo Haldex reparte la potencia con el tren trasero.

El sistema se basa en una serie de sensores que proporcionan información a la unidad de control central. Estos analizan la información del motor (que contienen datos relativos a las revoluciones y la posición del acelerador), los sistemas ABS y ESP (que también recoge información sobra la velocidad de las ruedas, el freno y las fuerzas de aceleración) y también el sensor de giro del volante.

El sistema de tracción a las cuatro ruedas del Yeti trabaja junto al ABS y ESP para asegurar el mantenimiento permanente de la seguridad y la estabilidad. Con el ESP activado, el control del embrague Haldex pasa a la unidad de control ABS/ESP y cuando entra en acción el sistema ABS, el Haldex deja de depender de dicha unidad.

En condiciones normales, el Skoda Yeti con la mecánica diésel de 110 CV y tracción 4x2 se conforma con una media de 5,5 litros de consumo.
En condiciones normales, el Skoda Yeti con la mecánica diésel 2.0 TDi de 110 CV y tracción 4×2 se conforma con una media por debajo de los 6 litros de consumo.

Para sacar el máximo rendimiento a la tracción a las cuatro ruedas, Skoda ha añadido un modo off-road que mejora la seguridad y facilidad de la conducción por superficies inestables. Al presionar el botón off-road del panel de instrumentos los sistemas ABS, TCS y EDL adoptan la configuración off-road. El acelerador pasa a responder con mayor sensibilidad en superficies inestable mientras se amplían los parámetros de funcionamiento del asistente de tracción y puesta en marcha en pendiente. El asistente de puesta en marcha en pendiente también es de utilidad en el descenso de cuestas empinadas. A través de una suave presión automática de los frenos, el sistema mantiene una velocidad constante permitiendo al conductor centrarse plenamente en conducir el vehículo.

En resumidas cuentas, el Skoda Yeti, tanto en su versión 4×2 como 4×4, es un vehículo todocamino, ideal para aquellas personas que quieren un vehículo fiable, de unas dimensiones razonables, que les permita utilizarlo con comodidad en el día a día, sin tener que renunciar a viajes por carretera o alguna salida al campo.

Agradecemos a Skoda Dismoauto las facilidades dadas para la realización de este reportaje.

Fotografía: BAT

El Skoda Yeti es una opción acertada tanto para el día a día, como para aventurarnos en salidas al campo.
El Skoda Yeti es una opción acertada tanto para el día a día, como para aventurarnos en salidas al campo.

 

Mira también

Opel Combo, una furgoneta con prestaciones de turismo

Buena parte de las ventas de Opel en Europa se centran en el apartado de ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies