Inicio / 4x4 / El nuevo vehículo compacto recreacional de Honda

El nuevo vehículo compacto recreacional de Honda

Pocos saben que las siglas CR-V de Honda significan Vehículo Compacto Recreacional, algo que ya nos da una idea del tipo de vehículo que nos vamos a encontrar, y es cierto, el espíritu del Honda CR-V es el de un automóvil de los conocidos como “multi-propósito”, o lo que es lo mismo, que sea capaz de hacer casi cualquier cosa.

Desde su aparición en la década de los 90, hay que reconocer que el tiempo lo ha situado como un vehículo bastante fiable, que con el paso de los años ha ido sufriendo modificaciones que le han permitido ganar en prestaciones, lógicamente, pero sobre todo en tamaño, eso sí, sin perder ese aspecto “monovolumen” y un innegable aire de todocamino.

La cuarta generación del Honda CR-V, fabricado en la planta de Swindon (Reino Unido) fue presentada en 2012, comenzando la comercialización en Europa en noviembre de ese mismo año.

En un primer momento el Honda CR-V apareció en el mercado con dos motorizaciones, una gasolina de dos litros de cilindrada y 155 CV de potencia, y una diésel de 2.2 litros y 150 CV.

En 2015 el Honda CR-V sufre cambios estéticos y como gran novedad recibe la nueva motorización 1.6 i-DTEC diésel, con un comportamiento muy cercano al de los propulsores gasolina en lo relativo a pocas vibraciones y muy baja rumorosidad, eso sí, con claras ventajas en lo relativo a par motor y, por supuesto consumo.

honda-crv-exterior-03

Este motor, cien por cien Honda, fue presentado en 2013 en el Honda Civic, y responde a la necesidad por parte de la marca japonesa de disponer de una motorización diésel de bajo consumo y pocas emisiones para poder penetrar en el mercado europeo, que como todos sabemos, se decanta claramente por las mecánicas diésel, en especial en este tipo de vehículo.

honda-crv-motor-01

En lo relativo al interior destaca la amplitud, tanto para las plazas delanteras, como traseras y el maletero, la luminosidad y un más que aceptable acabado, con un salpicadero sobrio y diáfano, con mandos y controles fácilmente accesibles.

honda-crv-interior-01

El Honda CR-V de cuarta generación con el motor diésel de 1.6 litros, que por cierto va acoplado a una caja manual de seis velocidades, se presenta más todocamino que nunca, ya que no tiene como opción la tracción a las cuatro ruedas. En el fondo no deja de ser más que un turismo alto y a la hora de realizar una conducción por campo, en el momento que las cosas se complican un poco perdemos tracción con facilidad, tal y como me ocurrió en la jornada de pruebas que al encontrarse el terreno mojado por la lluvia las pérdidas de adherencia fueron constantes. A esta falta de la doble tracción hay que unir que las ruedas que monta, como es lógico por el tipo de filosofía que presenta, están muy poco especializadas en campo.

honda-crv-exterior-02

En resumidas cuentas nos encontramos ante un producto que refleja una gran calidad interior, que se presenta con un aspecto renovado, con aire deportivo y un excelente motor de última generación que sorprende desde el momento que arrancamos el vehículo por su consumo y prestaciones, siendo una buena opción tanto para el día a día como para realizar largos desplazamientos por carretera con toda comodidad, incluso nos permite algunas salidas por pistas y carriles, eso sí, en cuanto se complique un poco el tema, para casita.

honda-crv-exterior-04

Reportaje y fotografía: Alejandro Triviño

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies