Inicio / Reportajes / Nakamichi y los vehículos clásicos, la combinación perfecta

Nakamichi y los vehículos clásicos, la combinación perfecta

Más de un aficionado a los clásicos en algún momento habrá tenido la duda de qué radio montar a su vehículo, en especial cuando el aparato original no tenía demasiada calidad, sólo reproducía cintas de cassette, o simplemente con el paso del tiempo se ha estropeado con lo que toca cambiarlo, y, en la medida de las posibilidades, mejorar la calidad de sonido.

Pero claro, ¿qué aparato se puede montar en un clásico, sin romper la estética del vehículo, y que además de un toque de distinción y calidad?

Lógicamente las marcas de consumo como son Pionner, Sony, Clarion, o JVC, por citar algunas, en la mayoría de los casos son directamente descartadas, salvo que consigamos hacernos con alguna unidad antigua de gama alta que se encuentre en buen estado, tanto de funcionamiento, como de aspecto.

Pues bien, hay una marca, muy desconocida para la gran mayoría, que en los últimos tiempos se está convirtiendo en un verdadero referente para ser montada en vehículos clásicos de gama alta. Nos referimos a Nakamichi, marca japonesa que fue fundada en Tokio en 1948 y que en la década de los 70 destacó por la fabricación de reproductores de cassette muy innovadores y de una gran calidad, entre los que destacaba el Nakamichi Dragón, muy utilizado en los estudios de grabación de la época por sus altas prestaciones y que todavía hace las delicias de los aficionados al mundo del sonido.

Posteriormente Nakamichi se introduciría en el sector de los autorradios, primero con cintas de cassette, y, posteriormente con reproductores de CD´s. Estos modelos, que como el resto de productos comercializados por Nakamichi se caracterizaban por su elegancia, sobriedad y por una gran calidad de sonido, en los primeros modelos, sólo reproducían CD´s originales, limitando considerablemente las posibilidades de estos aparatos a la hora de escuchar música.

Posteriormente, y con el fin de adaptarse al mercado, presentarían reproductores de CD´s que reproducirían discos con MP3 en incluso regrabables, sacrificando calidad de sonido, pero llegando de esta manera a un buen número de usuarios.

Aunque la marca sigue en funcionamiento, los aparatos más antiguos son los más demandados, ya que eran producidos, según muchas fuentes, con más calidad y mejores componentes. Dentro de la gama de la que venimos hablando destacan los modelos Nakamichi CD 300 y Nakamichi CD 400, que son los que posiblemente presenten mejor relación calidad precio, con un innegable aire clásico y elegante.

El primero, el Nakamichi CD 300, considerado de acceso a la gama, fue comercializado a un precio que rondaba los 300 euros, y se caracterizaba por permitir múltiples formatos de reproducción, incluyendo CD/CD-R/CD-RW y MP3. 

Además incorporaba RDS, un mando giratorio que permitía una navegación sencilla por los menús y un sistema de iluminación backlight que hacía más cómoda la visión.

Este radio CD ofrecía una potencia de 4 x 30 watios con un conversor de 1 bit.

Por su parte el Nakamichi CD 400, de 47 watios de potencia y 4 canales, que superaba en su momento los 400 euros de precio venta público, incorporaba conversores digitales/analógicos de 24 bits con una tecnología con la que se conseguían unos niveles muy bajos de ruido y distorsión y una gran calidad de reproducción musical.

Además gracias a los controles de triple banda se conseguía un ajuste fino de frecuencias bajas, medias y altas, imprescindibles para corregir los bajos niveles acústicos propios del interior de los automóviles.

Destacar que en este modelo se podían escoger los colores verde o ámbar tanto para el display LCD como para los botones de la unidad.

Nakamichi, y en el apartado de car audio también comercializó diversos modelos de altavoces que estuviesen a la altura de su gama de radio CD. 

Estos altavoces fueron fabricados en diversas medidas, destacando por su relación precio / calidad los Nakamichi SP C-652, de  6,5 pulgadas, que son los que normalmente van en las puertas de los vehículos, y en medida 6×9, los Nakamichi SP C-692, que por sus dimensiones son habitualmente colocados en la bandeja trasera reforzando el sonido que nos llega desde la parte trasera.

Sin duda con los modelos más clásicos de Nakamichi Car Audio tendremos para nuestro vehículo un sistema de audio premium, de alta calidad, con un aspecto sobrio y elegante que no desentonará en ningún momento con el aire retro de nuestro vehículo.

Sin duda la combinación de los desconocidos sistemas de audio Nakamichi con vehículos clásicos, en especial de alta gama, nos garantiza una gran calidad de sonido con un aspecto que en ningún caso romperá la estética de nuestro vehículo, aunque ya se sabe, sobre gustos y colores, nada está escrito.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies